domingo, 24 de enero de 2010

VI♥

Sonó su teléfono y ella contesto, a medida que avanzaba la llamada su rostro se entristecía y de sus ojos brotaron las lagrimas.

Luego termino la llamada y le pregunte qué pasaba ella contesto: es que… paso algo muy terrible, mi hermano sufrió un accidente y está muy grave, tengo que ir de inmediato al hospital, al parecer necesitan un donante de sangre y yo tengo su mismo tipo, no puedo esperar más.

Yo te acompaño –le dije- mientras ambos parábamos un taxi.

Llegamos al hospital y allí estaba su padre y una mujer que resulto ser su tía. Ana ingreso a un cuarto del hospital donde le harían los exámenes correspondientes para saber si podía donarle sangre a su hermano. Yo me quede con su padre y su tía, que estaba destrozada por aquel suceso, el padre no lloraba, pero sin duda estaba muy angustiado y no paraba de dar vueltas por toda la sala. Hablamos muy poco. Ana salió de aquel cuarto, al parecer debíamos esperar un poco a los resultados, ella se veía tan impaciente, tan buena, tan noble y preocupada.

Después de algún tiempo, menos del que esperaba, llegaron los resultados y pese, al tipo de sangre tan poco común que tenía el hermano, Ana si podría donar. Todos se pusieron muy contentos Ana no paraba de sonreír, mientras se daba un tierno y cálido abrazo con su tía y su padre. De pronto su tía cuestiono al doctor:

-¿Verdad, verdad que si se va a salvar Gabrielito?

-Si señora no se preocupe con la cantidad de sangre que vamos a suministrarle, Gabriel se va a recuperar.

- Ay gracias, muchas gracias doctor.

Ana salió de la sala con el doctor, dispuesta a donar la sangre.

De pronto el padre fue por café y algunos comestibles y yo me quede solo con la mujer que aparentaba unos cincuenta años de edad. Pronto comenzamos una charla muy muy interesante:

-mucho gusto señora, mi nombre es Sebastián. Soy amigo de su hija

-ella asintió con la cabeza y después de unos segundos respondió-

-yo soy la tía de Ana, mi nombre es Helga.

-Quiere mucho a sus sobrinos ¿verdad?

-Así es, los he cuidado desde que su madre murió, Gabriel tenía 6 años y Ana 4. Gabriel es un chico tan bueno, ay lamento mucho todo esto- dijo mientras intentaba secar sus lagrimas con un pañuelo- discúlpeme, joven. ¿Me dijo usted que es amigo de Ana?

- si, señora, muy buenos amigos- le dije con una sonrisa picara.

-mmm que bien. Ana es una persona muy difícil, es un poco grosera, nunca se sabe nada de ella se aísla en su mundo con toda su música y su ropa negra, ha perdido a los pocos amigos que ha tenido, y no ha tenido novios… bueno al menos que conozcamos. Nunca he podido lidiar con ella

- la mire sorprendido, mientras pensaba que Ana no podía ser aquella mujer, si era cierto que siempre vestía de negro ¿pero eso que tenia de malo?, que la primera vez que quise hablarle ni me dirigió la palabra y lo que hizo con aquel chico de tirarle la bebida encima. Pero había algo en sus ojos y en su forma de ser que me demostraba lo contrario, Ana era diferente.

Después de media hora Ana salió un poco débil, después nos apartamos hacia un extremo de la sala y me dijo: Creo que has estado mucho tiempo, es muy tarde debes irte, no te preocupes.

Está bien. Pero debemos hablar – le susurre al oído mientras nos dábamos un abrazo de despedida- ella asintió con la cabeza.

Después me despedí del padre y de Helga la tía. Les exprese a todos mis deseos de una pronta recuperación para Gabriel.

Me marche del hospital bastante inquieto una y otra vez daban vuelta en mi cabeza las palabras de Helga, no dormí.

4 comentarios:

  1. Cada día esta más interesante la historia. Ya tengo ganas de leer la continuación.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  2. hum genial como siempre pero sera ke ana es asi como dice helga?? sera ke sebas sufre ?? ke pasara?? uff igual de intrigaa como siempre un abrazototote bye

    ResponderEliminar
  3. un capitulo genial ^^
    me he leido la historia y estoy enganchadisima, te esta quedando simplemente genial^^
    espero el proximo capitulo pronto!*
    bss, cuidate y te sigo!

    ResponderEliminar

me enamore de ti como para escucharla con la historia!